Cart

El aceite de oliva en la religión y la mitología

En Fertínez no solamente te llevamos un excelente AOVE a la mesa, sino que nos gusta que lo conozcas todo sobre este oro líquido. ¿Sabías qué conexión tiene el aceite de oliva con la religión y la mitología? Lo vemos:

 

AOVE en la religión y mitología

El olivo no es algo de hoy, sino que tenemos muchas imágenes de la historia que nos llevan a este ingrediente. Pero, ¿qué sabemos de él?

En la religión…

Una de las imágenes de nuestra historia es la de una paloma llevando una rama de olivo en el pico. Pero no es la única aparición.

Sabemos también que el olivo creció en la tumba de Adán o que Jesús de Nazaret lloró en el huerto de los olivos antes de morir en una cruz de olivo. Además, cuando Jesucristo fue a Jerusalén, los fieles lo recibieron con ramos de olivo y con palmas. Porque era el símbolo universal de la paz y la abundancia.

De hecho, el propio aceite de oliva también fue muy importante para los judíos. Lo usaban como combustible para tener luz en la noche. Además de en forma de aceite sagrado, tanto por los hebreos como por los cristianos.

En el propio Corán aparecen referencias al aceite como por ejemplo: “Dios es la luz de los cielos y la tierra (…) Se enciende gracias al árbol bendito del olivo, el árbol que no es oriental ni occidental (…)”.

En la mitología…

El cultivo del olivo en Egipto se remonta al año 2000 a.C. Fue Isis, esposa de Osiris, quien mandó extraer el AOVE. De hecho, momias como Tutankamon fueron amortajados con una corona hecha de ramas de olivo y el aceite se empleaba en la momificación junto a otras esencias.

En cuanto a la mitología griega, el olivo también está presente. Se dice que Palas Atenea mandó brotar un olivo para obtener aceite, alimento para los hombres, símbolo de abundancia, remedio para heridas, óleo y generador de luz.

Por lo tanto, de alguna forma el aceite de oliva y el olivo estaban más que presentes en nuestra historia, tanto en la mitología como en la religión. Y no es casualidad que siga siendo uno de los ingredientes más importantes e imprescindibles de nuestra vida. De hecho, nos acompaña cada día (o debería).

¿Conocías estos datos históricos o solo la imagen de la paloma con el racimo de olivo? Te esperamos en Fertínez.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading...