Cart

¿Qué ocurre si se congela el aceite de oliva?

Al igual que cualquier producto natural que posea ácidos grasos y sean sometidos a temperaturas bajas, el aceite de oliva también se congela o endurece formando grumos o solidificación en su contenido. Sin embargo, este cambio no afecta absolutamente en nada a sus nutrientes ni componentes o cualidades, por lo que al colocarlo a temperaturas más cálidas, volverá a su estado normal para su uso o consumo.

Ahora bien, para el momento en que lo necesites en su nivel líquido adecuado, desde Fertínez te damos algunas recomendaciones.

¡Sigue con nosotros leyendo el siguiente post!

Características del AOVE sometido a bajas temperaturas

Como resultado de ser sometido el AOVE a bajas temperaturas, se constituyen grumos, es decir, solo una parte queda líquida. Pero esto no confiere ningún daño o modificación en el producto, dado que al exponerse a un clima o calor adecuado dichos grumos se disolverán, volviendo así a su estado líquido.

Es importante señalar que el aceite de oliva se compone de una serie de triglicéridos, diferenciándose según el peso o porcentaje de ácidos grasos en cada cultivo, por lo que varía su grado de congelación.

Recomendaciones para mantener el AOVE en buenas condiciones

El aceite de oliva virgen extra es un producto natural y con múltiples beneficios, pero se puede ver afectado o alterado si no es protegido de la manera que exigen sus componentes.

Por esta razón, te presentamos algunas recomendaciones para mantenerlo en buenas condiciones y así alargar su vida útil:

–      Uso de envases oscuros

El uso de envases o recipientes oscuros para el AOVE es esencial, ya que la luz y el calor hacen que se degrade, perdiendo así sus propiedades al producirse una oxidación.

–      Asegurar el sellado del envase

Otro factor que debemos tener en cuenta para conservar el AOVE es asegurarnos que, al taparlo, no tenga ninguna entrada de aire en el recipiente. Incluso evitar grandes envases con poco aceite impidiendo de esta manera espacio para el aire.

–      Mantener una temperatura adecuada

La temperatura correcta para mantener en buen estado el AOVE se encuentra entre los 18 y los 24 °C. Estar por encima de esa temperatura lo degrada, al contrario de las bajas temperaturas. Por ello es recomendable situarlo en el lugar más fresco del hogar.

Consigue el mejor AOVE en Fertínez

Innovando sin olvidar nuestras tradiciones, en Fertínez te ofrecemos la mejor elaboración y envasado de aceite de oliva virgen extra que garantizan la calidad, excelencia y conservación de nuestros productos.

Estamos a tu disposición en Jaén para ofrecerte el mejor AOVE. ¡Contáctanos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading...